Super Salmon

QUIENES SOMOS

Historia

Los Fiordos nació en 1989. Llevamos 25 años dedicados a dar lo mejor de nosotros para entregar productos de calidad, respetando nuestro entorno y enfocados en nuestras personas. Iniciamos las operaciones produciendo salmón Coho y Trucha. En 1999 introdujimos la producción de salmón Atlántico y hoy nos dedicamos al desarrollo, desove, engorda, procesamiento y comercialización de estas tres especies. Contamos también con una Planta de alimentos, lo que nos permite manejar un proceso integrado completo y asegurar la calidad y sustentabilidad de nuestros productos.

Desde el comienzo nuestra empresa ha sido dirigida por valores que nos han permitido crecer sin perder el sentido de lo que hacemos. Ponemos alma y pasión en el trabajo, todos los días. Sabemos que las personas son el pilar de Los Fiordos, y que al cuidar el medioambiente estamos cuidando también el futuro. Por eso producimos salmones sanos, que contribuyen a mejorar la calidad de vida de nuestros trabajadores y clientes.

Misión

Alimentar de manera sana y sustentable, proteger nuestro entorno y aportar al desarrollo integral de nuestras personas, guiados por un claro sentido ético y procurando producir siempre con los más altos estándares de calidad, inocuidad y excelencia.

Visión

Ser un líder a nivel mundial en la producción de salmón, destacando por la alta calidad de nuestros productos, nuestro compromiso con la sustentabilidad, el entorno y la innovación, velando siempre por el desarrollo de nuestros colaboradores y las  comunidades en que estamos insertos.

Valores

En Super Salmón, nuestros valores son nuestra esencia.





  •   Ponemos alma y pasión en el trabajo.

  •   Creemos en la importancia de la familia.

  •   Actuamos con bondad, sencillez y humildad.

  •   Somos libres de crear.

  •   Nuestra palabra tiene el valor de un contrato.

  •   Respetamos nuestro entorno.

  •   Tenemos capacidad y voluntad para asumir desafíos.

  •   Nos esforzamos por la excelencia.

  •   Somos flexibles y nos adaptamos a los cambios.

  •   Tenemos un claro sentido ético.

  •   Creamos valor a través de los detalles.

  •   Mantenemos un espíritu de compañerismo.